Bienvenido, Caminante, que en tu deambular llegas a mi casa. Acomódate, descansa, y si en algún momento sientes el Amor de Nuestro Señor Jesucristo llenando plácidamente tu alma, sabrás que ha llegado el momento de tomar la medicación que te prescribió el psiquiatra.

POST MORTEM

  • Pensamiento único - Se acusa tradicionalmente al Comunismo de aspirar a igualar a la gente y abolir el individualismo, de matar a los "divergentes" y vaciar a la persona hasta...
    Hace 1 año

miércoles, 28 de enero de 2009

Tengo una crisis para usted

Tanto tiempo sin hablar de la "crisis" me está sumiendo, precisamente, en una crisis casi de identidad. La acumulación y contención de alegre pesimismo por largos períodos de tiempo tiene esas cosas.

Por puro patriotismo estadístico, me tragué casi entero el infumable "tengo una pregunta..." de la TVE1, donde era de esperar el protagonismo de múltiples nuevos parados inquiriendo hoscamente al Presidente sobre cómo va a resolver la "muy pertinaz desaceleración", más marcha atrás ya que otra cosa. Algo parecido a la técnica japonesa de atizarle a la foto del jefe para aliviar tensiones laborales.

La proyección holográfica de ZP se limitó a responder -en modo "contestador automático" a todo cuanto no se le preguntaba, como viene siendo habitual y ante la impotencia del pelotón de interrogadores, que se deshacían en muecas y tics nerviosos en su afán por interrumpir la perorata que les llovía tras cada cuestión planteada. La pelota de Lala, la pelota de Lala, ¡qué bonita es la pelota de Lala! Y es que cuando José Luis se calza el mono de teletubbie, se queda solo en el prado. Puñetero.

El punto exótico vino de la mano del "Sacerdote", que desempeñó su papel estereotipado a la perfección, para acabar quejándose de lo mismo que todos, que no se le contestaba directamente a su pregunta. Qué mal suele sentarnos una dosis de nuestra propia medicina.

Por lo demás, los preguntantes no estuvieron a la altura de las circunstancias, recreando un escenario más parecido a la ventanilla de una oficina de desempleo, donde cada cuál viene a exponer e intentar resolver su caso concreto sin importarle lo más mínimo las cuitas del que viene detrás. Un redil de pardillos egoístas cada cual con su particular miserere, ocupados tan sólo en rascar las miasmas de sus ombligos, cayendo como lemmings clonados por el precipicio fácil de culpar a quien sea de su situación laboral.

De repetir la experiencia, recomendaría a L. Milá seleccinase a sus 100 ciudadanos entre rentas superiores a los cien mil euros anuales. El estómago lleno y las necesidades básicas cubiertas activa el riego cerebral y, sobre todo, mejora la puntería.

10 comentarios:

  1. Hola, quería darte las gracias por tu comentario, al que contesté en mi página. Ahora estaba cotilleando la tuya y he decidido pedirte que me expliques las razones que ves en la crítica que me haces. Estoy intersada en conocerlas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Siento que los sacerdotes que has conocido sean como dices. Yo también he conocido sacerdotes así. Pero son personas y como en todas partes hay de todo. También los he conocido con la capacidad de saber expresarse y explicar lo que se les pregunta sin salirse por peteneras.
    Siento tu aversión hacia los cristianos, sinceramente. Pero no olvides que el ser cristiano no es antídoto para la perfección, de la que tengo el convencimiento de que tampoco los adversos al mismo gozan.
    Por lo demás me ha gustado mucho tu post. Aunque ví la intervención unos 5 segundos. Preferí perder el tiempo con otras cosas...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. ups, quise decir antídoto para la imperfección, claro jeje, Quiero decir que ser cristiano implica dejarse ayudar a mejorar, pero no quiere decir que por el hecho de serlo uno sea perfecto. Caray, me ha costado... jajajja

    ResponderEliminar
  4. Coño, Gretchen, y yo que pensaba que mi adicción a la bebida, confusión mental y tendencia innata a la depravación, se debía al hecho de ser un pogre sin dios ni patria!!

    Es un alivio comprobar que los que tenéis alucinaciones con un triángulo celeste monocular multiservicios tampoco estais mejor jejeje...

    Por cierto, no encuentro el comentario que mencionas, en tu blog. Debía estar mú puesto de coca y absorto rascando ladillas como para dejarme caer por ahí, porque acabo de darme cuenta que salta hasta el antivirus.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Qué lástima que seas soez y tengas tan mala educación. Hasta los que no son tontos hacen y dicen tonterías ¿verdad? Una lástima.

    ResponderEliminar
  6. cáspita! q lujo pinxín! una defensora del "sadomaso sin orgasmo y evitando que la aspirina se caiga de entre las rodillas", del si "no folles a no ser que quieras hijos" (pues eso q se pierden),aunq.... lo mismo es de las que hacen el amor, ya follar sólo lo hacemos los probes, ejejeje.

    y vamos a portanos bien pinxin, y no seamos tan soeces al hablar, coño! q hay ojos y orejas mu zenzibles del copón! ostia!

    ResponderEliminar
  7. Lisi, poldiós, ¡¡¡modérate quemespantas las católicas!!! aunque vale la pena provocar un poco sólo para leer esa palabra que me gusta con locura... "soez"... suena tan... todo lo que lleva detrás ese adjetivo da un gusto que rechinan las caderas!! hummmm...

    ResponderEliminar
  8. Qué infantiles sois. A mí hace falta mucho para escandalizarme.
    Partir de que los católicos somos de suyo tontos y sin formación demuestra gran ignorancia. Pero la ignorancia es muy atrevida ¿verdad?

    ResponderEliminar
  9. Eyyy...?? dónce está el lobo? hace tiempo que estoy deseando encontrarme uno, y por aquí sólo veo la piel...
    Así que te gusta asustar, eh?
    Pero si tu no te metes coca, y lo de las ladillas queda atrevido, pero ná más.
    Esa chica ha sido correcta, hasta es posible que intentara entablar contigo un diálogo que pudiera llevar al entendimiento.
    Que ella sea católica y tu...lo que eres (un cielo jaja)no debería ser un impedimento.´Pensar de manera distinta no nos convierte en enemigos, pero la intransigencia, sí.
    Sabes, yo creo que es bueno conocer a las personas sin clasificarlas previamente, sin juzgarlas. El tiempo, y las palabras, dirán.

    ResponderEliminar
  10. Gretchen, Gretchen... ya sabes, posiblemente... y tal... así que permítete un poco de relax. Infantil sí que soy, afortunadamente, no he perdido cierta candidez y aún soy capaz de reirme de mí mismo, incluso de mis férreas convicciones, semejantes en su solidez a cualquier religión.

    Prueba, igual descubres que hay vida después de las risas noñas de la catequésis y un chiste verde sobre el Papa puede ser tan divertido como un capítulo de La Casa de la Pradera en Popular TV. ;-)

    Sobre la pérfida preparación intelectual de muchos católicos y sus lenguas viperinas, no me expliques nada, que la Iglesia y sus componentes pueden ser de todo menos inocentes, en sentido emotivo y penal.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar